17 de octubre de 2018

Las que nadie quiere.



Estoy en deuda con ese tipo de olas, las malas, las pequeñas, las fofas, las esquinas y los trozos de ola que quedan sueltos.

Más que un tipo de ola se ha convertido en una forma de surfear que utilizo cuando me apetece estar a mi aire. En el mar, casi siempre.
 1a

Estar ahí abajo tiene la ventaja de coger bastantes olas, eso si, todas “malas”.

Además tendrás el privilegio de ver pasar a todos surfeando por delante de tus narices y de ellos se aprende mucho.

 2a

Surfear las que nadie quiere también tiene muchos inconvenientes, muchísimos. Son más que las ventajas. Pero de ellos hablaremos otro día. 

 3a

27 de septiembre de 2018

Fotografía: The frog eye.



Conocí a Alex Postigo en mi último viaje a Marruecos. Surfista valenciano que me sorprendió por su soltura y buen hacer en el agua.


La sorpresa fue mayor cuando me enseñó alguna de sus fotografías, muchas de ellas relacionadas con el mar y la naturaleza. Me quedé impactado.

Seguro que la gran mayoría ya le conocereis, pero para los despistados como yo, no podéis perderos su cuenta de instagram, @thefrogeye, repleta de buenas fotografías. Tomároslo con calma, merece la pena.


Entre mis preferidas están siempre las fotografías acuáticas, donde debes de mantenerte a flote luchando contra muchos factores mientras sostienes el equipo esperando el momento adecuado. Captar uno de esos instantes requiere muchas veces de un esfuerzo sobrehumano.


El paseo por su web es obligado.

Estoy seguro de que sus fotografías os transmitirán sensaciones muy parecidas a las que uno siente cuando estás en el agua en esos momentos en que el tiempo se para y la mente se queda en blanco.

Mi sección preferida de fotografías, no podía ser de otra manera, es la de los seascapes, que fotones!!.

19 de septiembre de 2018

Un poco de localismo.



Vuestro instagram no dice nada 
de cómo dejásteis el mirador ayer,
solo veo fotos falsas 
de las mentiras que os llegáis a creer.

No costaba nada
era gratis como aquel atardecer,
igual que la playa que teníais debajo
que no supisteis valorar ni querer. 

Nadie os molestó para nada
pudisteis comer, beber y foder.
Solo dejásteis clara una cosa,
no mereceis volver. 


1


2

21 de agosto de 2018

Un poco de tuning


No le encuentro mucho sentido al tuning, nunca me gustó.



 


Pero cuando las cosas están bien hechas y con gusto hay que reconocerlo.






Que pena no haber visto estas paqueteras hace unos años.








13 de agosto de 2018

Un poco de turismo surfero en Valdoviño.



Si estás en Pantín y los brazos no te responden en tu segundo baño…es hora de salir a reponer fuerzas.

Acércate al bar de la playa a por un bocata. Además en su interior te encontrarás con la primera exposición del fotógrafo local Pabolinho de Nordeslizamento.





 Todavía tienes hasta el 25 de agosto para pasar a ver sus fotografías. En ellas se refleja el meticuloso trabajo artesanal de los hermanos Viega, fabricantes de tablas de surf en un pequeño taller familiar, Toma Goma Surfboards situado en Valdoviño.




Tras la exposición y si ha aumentado tu curiosidad puedes visitar el taller en Valdoviño. Seguro que alguna tabla está en proceso y podrás ver alguna de las recién salidas del horno. Aprovecha la visita para reparar tus tablas si es necesario.

Una vez en Valdoviño y si todavía no te has recuperado del todo, acércate a la casa de la cultura, allí puedes visitar el Océano Surf Museo con contenidos sobre la historia y los inicios del surf en España y concretamente en Galicia. A mayores y hasta el 2 de septiembre también podrás ver la exposición de fotografía de Gonzalo Cueto sobre surf y aves.

Ahora sí. Seguro que ya estás recuperado. Es posible que puedas darte tu tercer baño. Acuérdate...coge una y deja pasar tres.