13 de agosto de 2018

Un poco de turismo surfero en Valdoviño.



Si estás en Pantín y los brazos no te responden en tu segundo baño…es hora de salir a reponer fuerzas.

Acércate al bar de la playa a por un bocata. Además en su interior te encontrarás con la primera exposición del fotógrafo local Pabolinho de Nordeslizamento.





 Todavía tienes hasta el 25 de agosto para pasar a ver sus fotografías. En ellas se refleja el meticuloso trabajo artesanal de los hermanos Viega, fabricantes de tablas de surf en un pequeño taller familiar, Toma Goma Surfboards situado en Valdoviño.




Tras la exposición y si ha aumentado tu curiosidad puedes visitar el taller en Valdoviño. Seguro que alguna tabla está en proceso y podrás ver alguna de las recién salidas del horno. Aprovecha la visita para reparar tus tablas si es necesario.

Una vez en Valdoviño y si todavía no te has recuperado del todo, acércate a la casa de la cultura, allí puedes visitar el Océano Surf Museo con contenidos sobre la historia y los inicios del surf en España y concretamente en Galicia. A mayores y hasta el 2 de septiembre también podrás ver la exposición de fotografía de Gonzalo Cueto sobre surf y aves.

Ahora sí. Seguro que ya estás recuperado. Es posible que puedas darte tu tercer baño. Acuérdate...coge una y deja pasar tres.

6 de agosto de 2018

Mis dos quillas tabloneras.


Han venido días para probar a conciencia dos tipos de quillas en el tablón.

Empiezo por mi quilla habitual, el modelo Greenough en 10” de Karma

1

10 pulgadas de altura, una base de 8 pulgadas que acaba en una punta de tan solo 1 pulgada. Si comparamos la situación de la base con respeto a la punta, podemos decir que la punta está bastante tirada hacia atrás.
Esta es la quilla que uso en el 90% de los baños. No me importaría no tener más porque realmente me funciona en todo.

 66

No es nada dura en los giros, te permite conducir muy fácil el tablón y al mismo tiempo es muy estable. Estoy encantado con ella. Si tengo que ponerle una quilla fija al tablón, sería ésta sin duda.
Si no quieres arriesgar y buscas una quilla polivalente, la Grenough es tu quilla. Yo monto una 10” en un tablón 9´1´´.

La otra quilla que utilizo es una D en 9” también de Karma que ocupa por completo todo el cajetín del tablón TomaGoma.

1


Una pasada de quilla, mi preferida. A pesar de ello, sólo surfeo con ella en un 10% de los baños.
9 pulgadas de altura, una base también de 9 pulgadas y mantiene 7 pulgadas en prácticamente toda su superficie lo que la hacen una quilla muy estable que te permitirá alargar al máximo el tiempo que pases en la punta.


22

Es una quilla que pide un mar ordenado de ahí que no la use todos los días.
También exige pisar bien atrás para girar o conducir el tablón obligándote a hacer los giros como se debe. No permite hacer muchas trampas.

 Momentos únicos sobre la TomaGoma.
 44

De este tipo de quilla escucharás que no son buenas para hacer giros, que son rígidas o que son quillas de giro duro. Tápate los oídos y no hagas ni caso.
Espera por un día ordenado y prueba una. No te quedes con la sensación de la primera ola, date tiempo y comprobarás que la quilla gira perfectamente. Es más, te saldrán los giros mejor que nunca y tiene una explicación.
Te obliga a pisar donde se debe, a ir más acompasado con la ola y cuando todo eso se consigue, el giro sale más bonito.


33

Las dos quillas van siempre conmigo a la playa. Si queréis probar alguna sólo tenéis que decírmelo.

26 de junio de 2018

El arte de shapear.



1

Darle forma a un trozo de espuma donde cada pasada que haces no tiene vuelta atrás. Un trabajo arriesgado ya de por sí el que hacen en TomaGoma.

Fotógrafo: Pablo Nordeslizamento.
2

Fotógrafo: Pablo Nordeslizamento.
3

Pero mucho más arriesgado si la persona que te pide la tabla tiene múltiples manías.

  • Gordo pero fino.
  • Con mucha curvatura pero planito.

Frases que para la mayoría serían contradictorias pero que en TomaGoma saben darles sentido.

  •   Volumen en el medio y cantos finos para que entren fácilmente en la superficie de la ola y vaya el tablón bien metido en la pared cuando ésta se pone vertical.
Fotógrafo: Remi Berthet
8

  • Tabla mayormente plana con una curva bastante marcada en la cola para que la presión que ejerce el agua sobre esta cola, produzca un efecto palanca para compensar el peso del surfista en la punta.
Fotógrafa: Cristina Montero.
10
Toma Goma, fabricando máquinas de sacar sonrisas. La visita a su taller en Valdoviño es obligada si te gusta ver el proceso de fabricación de una tabla de surf. Tambien podeis ver su trabajo en Drop In surf shop, Ferrol.
5