23 de octubre de 2009

Disparó para tener algo más que las palabras.

Qué difícil es que las cosas cuadren, que llegues en el momento justo, en el punto bueno, en uno de esos sitios en los que todo el mundo está nervioso porque lo que estás viendo no se ve todos los días.

Luego el tiempo pasa y ya no te acuerdas bién de aquel día, de aquella ola, de como estaba. Lo dices con palabras pero no son más que eso...unas frases que relatan un día de los buenos.
Tú ya estás cansado de escucharlas porque has oído miles de esas historias que exageran lo bonito que estaba aquel día que te perdiste, que llegaste tarde al punto de marea o que estabas en el chollo super agobiado. Nos ha pasado a todos y nos seguirá pasando.
Al fin y al cabo, es lo bonito del surf, por eso te alegras cuando no llegas tarde, mal y a rastro.

Esta vez llegamos al aparcamiento, bajamos del coche, marcaba una serie que a medida que se acercaba se fué centrando, vino teledirigida al pico y rompió. Fueron tres olas.

Yo no tuve capacidad de reacción, me quede mirando toda la serie como un bobo sin moverme, a mi lado, escuchaba unos chasquidos que me resultaron familiares aunque no era el sonido del mar.
Menos mal que a alguien se le ocurrió cuando vió venir la serie, correr hasta el coche a por la cámara, la sacó de la funda, la agarró como pudo, quitó rápidamente la tapa del objetivo y disparó...Image Hosted by ImageShack.us

2 comentarios:

C. Pita dijo...

ajajaja, buena explicacion del tema, yo no me pude resistir fui a toda ostia al a furgo y a disparar todas esas series porque como bien dices,una imagen a veces vale mas que mil palabras...

un saludo!!

Gerry_lopez dijo...

Menuda ola!
Vaia cara se lles debeu quedar aos que viron esa serie achegándose!

Un saúdo.