8 de noviembre de 2009

Babosil

Mi colega Albertón lleva bastantes azañas a sus espaldas, la última es que partió un abedul con el pecho después de salir por los aires haciendo lo que más le gusta, abrirle gas a su moto.
Esta vez le costó una semanita en el hospital y otra de reposo absoluto en casa que aprovechó para venirse a dar algún paseo a la playa, respirar aire puro y de paso tuvo el detalle de grabar un poco.
Un video de olas tendidas y quedonas, que no deja de ser un gran recuerdo gracias a Albertón que además está totalmente recuperado.

4 comentarios:

Ricardo dijo...

Hay gente que debería de andar siempre en tablón. Tu eres uno de ellos.
Un saludo y me dijeron que no puedes venir al concierto del sábado, no?

Néstor dijo...

Espero no perder nunca la ilusión de cruzar un tabloncete entre los asientos cuando salgo a buscar un baño, pero andar unicamente en long por ahora no me lo planteo.

El sábado vamos unos compañeros a visitar a otro q lleva un tiempo destinado en Madrid. Me pierdo el conciertazo, el primero formal podríamos decir, mucha suerte y que salga todo bién.
Que lo dsifruteis al máximo que además la mayoría tocais en vuestra casa.

Alberto dijo...

Muchas gracias por la dedicatoria tio. De azaña en azaña y me reviento porque me toca, pero ¡seguimos vivos! jejejeje.

Lirun dijo...

:)
que divertido