18 de mayo de 2017

Unos días de maletero. Parte 7 de 8


Aquella mañana sin olas decidí visitar la fábrica de tablas de surf de Semente, asentada en Ericeira.

Mi anterior visita había sido en el año 2009 y comparando con la actualidad han crecido bastante, han sabido adaptarse.

Entre sus tácticas para la venta, hay dos cosas que a mi me parecen claves y al mismo tiempo básicas:

1- Probar gratis la tabla de surf antes de comprarla.
2- Comprar tus tablas viejas si te llevas una nueva.

Tablas de test:
 0

Por la tarde decidí hacer una excursión y seguir bajando por la costa, a pesar de disfrutar de un tramo de costa muy bueno con muchas playas y numerosas opciones, no conseguí ver ninguna ola de calidad.


Puse fin a mi ruta al llegar al pueblo costero de Azenhas do Mar, un conjunto de casas muy pintoresco completamente incrustadas en el acantilado.

4


Tras visitar el pueblo decidí regresar por donde había venido, volviendo a ver la misma zona de costa con la marea alta. Esta vez hubo algo más de suerte.

5 derecha

A primera vista no parecía un gran baño, pero terminó siendo muy divertivo.

6 derecha

De regreso, volviendo por la carretera de la costa, en una de las curvas me encontré con el típico camión que te devuelve la vida.

1 Camión chimenea

 3 chorizo

Las grandes superficies comerciales portuguesas ya han conseguido eliminar las bolsas de plástico. Los pequeños autónomos y comerciantes tampoco se quedan atrás. Las playas cuentan con papeleras adaptadas al reciclaje y los pequeños pueblos costeros en Portugal, son ejemplo.

  77





No hay comentarios: